OBSERVAcionES: el ser artista y la salud

Abr 21, 2020 | Chi Kung, Creatividad

La Creación es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna
Ibn Arabi siglo XII

 

El encuentro entre la mirada sanadora y la mirada artística da frutos nutrientes e inspiradores. En muchos aspectos, la experiencia del sanador con la dolencia se asemeja a la experiencia artística con la inspiración, entendida esta como el encuentro con uno mismo.

Sanador y artista comparten la misma experiencia desde el mismo lugar y con el mismo tiempo, el centro de sí mismos. Estoy refiriéndome al contacto directo con el potencial humano que nos habita. Quiero subrayar que el arte no produce un efecto sanador, si no que, como seres humanos, estamos dotados de un potencial sanador, necesariamente usado para nuestra supervivencia, que actúa artísticamente. El arte es resultado del desarrollo artístico de cualquier habilidad. Que el arte es terapéutico es una afirmación que no comparto. Ni que lo terapéutico es necesariamente sanador, del mismo modo que aliviar no es curar. Porque esa, la de curar, es función de la propia persona necesitada; del mismo modo que pintar es función del pintor inspirado. Desarrollar nuestras habilidades manuales con intención terapéutica es tan solo una pequeña parte de un proceso mucho más amplio y esencial que abarca toda nuestra existencia.
Así el sanador, como el artista, ayuda a que sea la persona misma quien recupere y active constructivamente sus potenciales. Potenciales que son herramientas al servicio de un proyecto, en este caso sanar, del mismo modo que las pinturas y los pinceles lo son al servicio de pintar.

Si observamos este movimiento vemos que podríamos decir que la persona necesitada es como un artista ante un proyecto: decidido este (sanar), es momento de localizar las herramientas apropiadas (potencias y potenciales vitales). De modo que lo que hacemos al desarrollar nuestras habilidades es en realidad un mantenimiento de la actividad vital en buenas condiciones, estimulada y fortalecida con la buena circulación de la comunicación en nuestro sistema completo. De ahí su verdadero interés: mantenernos conectados con nuestro Ser, con aquello que somos y podemos llegar a ser.

Cuando el interés se centra en el resultado de las habilidades y sus efectos externos, en lugar de en el Ser que somos, estamos ante una mirada distorsionada que olvida el valor real de la Vida. Una mirada que aboca al individuo a la debilidad y la carencia, no por falta sino por abandono. Lo pone al servicio de los resultados proyectados, estableciendo una relación de desgaste sin reposición. Coloca al sistema ante una quiebra por la deficiente gestión de sus recursos.

Así pues, desde la experiencia artística, la vida nos muestra la importancia de gestionar nuestra salud distinguiendo entre la intención (sentirnos bien), la acción (la estrategia) y el resultado (aquello que sucede). Teniendo su interés, el resultado es secundario en relación a la acción. Y la acción lo es en relación a la intención. De modo que lo prioritario es la intención y necesitamos aclararla, reconocerla y afianzarla para actuar con eficacia de modo que los resultados sean útiles.

Una buena gestión de nuestros recursos requiere de orientación y apoyo para que nos permita movernos desde ese reconocimiento de lo que es, lo que somos y asimilar y usar la información obtenida. Esta parte de nuestra naturaleza (que actúa artísticamente) se repliega hacia el olvido en cuanto le demandas imitación ciega, es decir sin ver, sin distinguir, sin estar de acuerdo, sin resonar, sin pensar… Necesitamos y pedimos una guía, un referente fiable que acompañe el proceso de reconocernos y clarificar lo que demandamos (en este caso, la salud). Y, curiosamente , este apoyo está en nuestro interior.

En el territorio del arte nos lo recordó Kandinsky en su revolucionario libro De lo Espiritual en el Arte. Somos seres artísticos, crecemos porque nos desarrollamos con un potencial creador ineludible por orgánico y funcional. Somos artistas, en esencia, capaces de aplicar nuestros recursos a cualquier actividad que hagamos, pensemos o soñemos. Actividad con la que demostrar nuestra vida. Desde un punto de vista artístico, demostrar significa mostrar lo que uno vive, mostrarse, mostrar de sí, desvelar lo que se es, se piensa y se siente. Así, cuando una persona se implica realmente con todo el Ser en su proyecto de salud, es cuando puede mostrar su relación con el mundo y con su vida. Desde esta mirada, la sanación es un acto creador total. Un círculo completo.

La vida, desde la fuente de su origen, el centro de su círculo, participa de tres cauces donde circula la energía creadora: orgánica, mental y anímica. Ninguno de ellos puede dejar de tenerse en cuenta, si se quiere disfrutar de una vida saludable. Nacemos pues completos, no perfectos. Completos por la participación total de todo nuestro Ser en este circular de la vida donde aprendemos a usar nuestro cuerpo, nuestra mente y necesitamos aprender a usar el alma, para restablecer el orden en nuestro sistema y recuperar, mantener y potenciar nuestro estado primigenio de Salud.

Podemos decir que el cuerpo ejecuta lo que la mente le pide, y que esta necesita del alma: inspiración, sentido y objetivo real. Así el espíritu se manifiesta en generosidad, veracidad y paciencia. Y este es el territorio del sanador artístico que todos llevamos dentro y éstas sus más importantes herramientas.

Eloísa Torres

Profesora Chi Kung y Artista

Formación de Chi-kung con Ives Requena.

Formación de Tai Chi Yang con la Dra. Pei Fang.

Tao de la Voz con Stephen Cheng.

Método Hua Gong de Qi Gong con el maestro Zhixing Wang.

conoce más sobre el trabajo artístico de Eloísa en su página web

Más artículos de Sadhana

Despedida 35ª prom. Profesores de Yoga

En Julio despedimos a la 35ª promoción de alumnos formados en la Formación de Profesores de Yoga...

Control: ¿Tener o no tener? Aquí está la pregunta.

Cuando era niño, sentado a la mesa, después de innumerables veces de ser reprendido por coger...

Reflexiones sobre lo simple y lo complejo

Usar un ordenador para escribir textos, mirar vídeos, consultar google, usar Skype, navegar por...

Rifa solidaria

Desde Sadhana nos sumamos a las múltiples iniciativas para ayudar a los más afectados en esta...

La Crisis de Eros

 Hace unos 15 o 16 años que compré mi primer IPhone. Por entonces ya era cliente de Apple....

OBSERVAcionES: el ser artista y la salud

La Creación es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna Ibn...

Sadhana Valencia

c/ Alginet #5

963600964  //  677419511

sadhanavalencia@gmail.com

Pin It on Pinterest

Share This