Reflexiones sobre lo simple y lo complejo

por | May 23, 2020 | Psicología

Usar un ordenador para escribir textos, mirar vídeos, consultar google, usar Skype, navegar por Facebook, enviar correos electrónicos, hacer hojas de cálculo, documentos de archivo, etc. y etc., es relativamente simple. Los niños muy pequeños aprenden rápidamente a manipular esta máquina, y pronto se convierten en expertos en el tema. Las personas mayores a veces tienen algunas dificultades, pero nada que un poco de paciencia e insistencia no puedan resolver. Es realmente fácil de aprender, no requiere mucho coeficiente intelectual. Esto se debe a que es simple, fue diseñado y hecho para ser simple, para ser parte de nuestra vida diaria. Al igual que los móviles, los coches más modernos y todos los dispositivos que funcionan total o parcialmente con tecnología informática, fueron diseñados para ser utilizados por la mayor cantidad de personas posible, tantas veces como sea posible e imposible. ¡El móvil es genial! Se reúne en una caja: un teléfono, una cámara, una videocámara, una agenda, un reloj, una calculadora, un calendario, una máquina de escribir, una televisión normal e interactiva, podemos ver y escuchar lo que está sucediendo ahora desde otro lado del mundo. En esta pandemia, el teléfono móvil se ha convertido, sin lugar a dudas, en el principal canal de nuestra familia, en las relaciones amorosas, comerciales y profesionales. Es simple, es fácil. Pero no es así…

Piensa un poco, solo un poco. Un teléfono móvil, como una computadora, es un dispositivo extremadamente complejo. Considera la cantidad de personas que han trabajado durante cuarenta o cincuenta años, y que todavía trabajan, y la cantidad de horas que esto significa, para que estos dispositivos sean lo que son hoy. Cuánto tiempo para estudios e investigación. Muchas matemáticas, mucha física, electrónica, mecánica… También es necesario pensar que el funcionamiento de estos dispositivos depende de la señal proveniente de las antenas, proveniente de los satélites, que ya es otra tecnología. ¿Y comprendemos cómo funciona realmente? ¿Cómo no se mezcla mi conversación con otra persona del otro lado del planeta con los millones de conversaciones entre otras personas que ocurren simultáneamente? Y otros campos del conocimiento científico, con más personas, trabajadores en los niveles más diversos. Laboratorios, Universidades, Fábricas, Transportadores, etc., etc., etc.

Queridos amigos, lamento recordarles, porque en algún momento deben haberse dado cuenta de esto y pronto lo olvidaron, como todos nosotros, pero el teléfono móvil, la computadora y todos sus parientes son «cosas» muy, muy complejas… Sin embargo, experimentamos estas «cosas» la mayoría de las veces como «cosas» simples, fáciles y obvias.

Lo complejo es difícil, trabajo duro, a menudo agotador, frustrante, bloqueante, desalentador. Pero cuando lo enfrentamos con valentía, confianza, fe, llegamos al otro lado del río, SIMPLE, y podemos divertirnos un poco. Porque cuando realmente entiendes algo y tienes una percepción de lo real, lo complejo se vuelve simple. Después de novecientos noventa y nueve intentos, se inventó la lámpara, y desde entonces es simple.

Lo que hace que algo sea complejo, en mi opinión, es la cantidad y variedad de factores involucrados en una situación, sin que nosotros sepamos o comprendamos, muchos de estos factores y sus relaciones, y especialmente el miedo, la pereza y la ignorancia (en el sentido de no saber). Y exclamamos con exasperación: ¡No entiendo nada! Uno de los problemas de nuestro tiempo es que queremos resolver problemas complejos con soluciones simplistas, que de ninguna manera es lo mismo que simples. Es simple cuando has entendido todos los factores involucrados y REALMENTE has estudiado y comprendes cómo funciona. Ser simplista significa querer llegar a la solución de inmediato, sin tener que pagar el precio correcto. Es una mezcla de arrogancia, voracidad  y pereza. Los problemas complejos requieren soluciones complejas. El tráfico de drogas, la delincuencia, la corrupción, el hambre, la miseria, la salud y la educación de una gran población, el calentamiento global, etc., etc., son problemas complejos. No es una acción simple que los resolverá. Hemos vivido con estos problemas en el planeta durante mucho tiempo, y ahí van. Los problemas complejos evolucionan, por lo que las soluciones complejas también deben evolucionar.

Aunque la tecnología y su desarrollo ha simplificado muchas cosas,  nos ha hecho dormir en la ilusión de la simplicidad, porque aparentemente nos ha alejado y nos ha hecho inconscientes de lo complejo.

Tengo que bajar del pedestal (¡soy un homosapiens!). Dejar esta estúpida arrogancia, mirar a mi alrededor, arremangarme y comenzar a estudiar y aprender de aquellos que ya han estudiado, y comenzar a trabajar realmente como un animal que depende del oxígeno, del agua, tierra y sol de este pequeño (porque es pequeño desde la perspectiva del tamaño del universo) y grande planeta, porque hablando simple o complejamente, es el único que tenemos ahora

 

Fernando Dalgalarrondo

Psicólogo y formador de PNL

Psicoterapeuta desde hace más de 30 años.

Master Hipnosis con Richard Bandler en San Francisco.

Trainer en la Dynamic Learning Center, Caifornia.

Formación en PNL New Code con John Grinder.

Transformación esencial con Connirae Andreas

Trainer con Lara Ewing

Constelaciones Estructurales con Mathias Varga von Kibéd

¿te interesa la PNL? conoce nuestra Formación.

Más artículos de Sadhana

El Diseño de una Práctica de Yoga

Cuando se diseña una práctica de yoga individualizada es importante tener en cuenta tres aspectos:...

Despedida 35ª prom. Profesores de Yoga

En Julio despedimos a la 35ª promoción de alumnos formados en la Formación de Profesores de Yoga...

Control: ¿Tener o no tener? Aquí está la pregunta.

Cuando era niño, sentado a la mesa, después de innumerables veces de ser reprendido por coger...

Reflexiones sobre lo simple y lo complejo

Usar un ordenador para escribir textos, mirar vídeos, consultar google, usar Skype, navegar por...

Rifa solidaria

Desde Sadhana nos sumamos a las múltiples iniciativas para ayudar a los más afectados en esta...

La Crisis de Eros

 Hace unos 15 o 16 años que compré mi primer IPhone. Por entonces ya era cliente de Apple....

Sadhana Valencia

c/ Alginet #5

963600964  //  677419511

sadhanavalencia@gmail.com

Pin It on Pinterest

Share This