Vínculos y Lealtades Familiares invisibles

por | May 15, 2023 | Psicología

La familia es una red de vínculos y en esta red de vínculos actúa una especie de amor ciego. El vínculo provoca un sentimiento de responsabilidad en los sanos hacia los enfermos, en los inocentes hacia los culpables, en los felices hacia los infelices y en los vivos hacia los muertos.
Las lealtades o fidelidades familiares son uno de los programas inconscientes más potentes que existen en nuestras vidas.
Existe una transmisión transgeneracional de los problemas familiares que a veces crean una cadena de destinos difíciles o trágicos. Entre el sujeto y un ancestro se establece una lealtad invisible mediante la cual la persona carga con experiencias traumáticas que no son suyas, que fueron silenciadas y que no se elaboraron en su momento.
Los asuntos no resueltos de los sistemas familiares en generaciones anteriores y las injusticias cometidas dentro y fuera del sistema familiar pueden, inconscientemente, afectar la vida de las familias manifestándose en alguno o varios miembros del sistema.

-Estos eventos no resueltos afectan la vida de las personas en las familias manifestándose en:
• Enfermedades inexplicables.
• Patrones repetitivos.
• Depresiones.
• Suicidios.
• Relaciones conflictivas.
• Trastornos físicos o mentales.
• Dificultades para prosperar o tener abundancia.

-Los ejemplos de lealtades invisibles más comunes son:
• El abuelo infiel o golpeador, el familiar que ha cometido un crimen o asesinato.
• El familiar que tomo ventaja en una herencia y se quedó con todo, un terreno, un bien, o
trato injustamente a los demás.
• Los abortos provocados, las faltas graves y los asesinatos.
• El que siempre se la pasa enfermo, en realidad está buscando que le paguen algo a
él/ella o algún ancestro.
• La mujer adulta que esta infeliz porque su madre o abuela lo fue.

Es por ello que todo se paga, se compensa y se equilibra dentro del sistema familiar y podemos ser leales con: un asesino, un muerto, un sufrimiento, un destino trágico, un perpetrador o una víctima. Todos tenemos lealtades invisibles y lo podemos solucionar conociendo nuestro genograma familiar o por medio de una constelación familiar.
La lealtad hacia la familia de origen parte de leyes paradójicas; lo que se ve no es lo que está debajo. Lo que parece no es lo que es.

Las lealtades familiares nos afectan en diferentes áreas en nuestra vida y nos van a condicionar a nivel inconsciente cada una de las decisiones que tomemos.

-Lealtad familiar en la pareja

A la hora de elegir una pareja no solo existe lo que vemos, existen diferentes miradas, según los ojos con los que mires
1- Los ojos de la mirada: Son los de ver, los que miran a una persona, a la pareja como es. Vemos lo atractivo /a físicamente que nos puede resultar una persona Estos son los ojos que menos ven.
2- Los ojos del corazón que interpretan según tus vivencias. Nos miramos y atraemos a la pareja por necesidades mutuas. Estos ojos no son muy objetivos.
3- Los ojos de las historias familiares. La real elección de la pareja se hace con estos ojos. Las historia familiares son los ojos que eligen por ti. No somos nosotros los que elegimos la pareja. Los que escogen y las que escogen son nuestros antepasados, los abuelos y las abuelas. Las historias familiares son las que hacen la tracción.

 

«Elegimos con los ojos del pasado, el hoy»

Cuando tienes problemas en la pareja, ahí te darás cuenta de cómo haces esta elección. Teniendo diferentes posibilidades de elegir pareja, unas mejores y otras peores, si eliges las menos afines a ti, eso es debido a tus historias familiares que te están condicionando por esta lealtad familiar
Estas condicionado inconscientemente a encontrar a la pareja que le permita desarrollar su funcionalidad. El inconsciente familiar empuja a la persona a sentir algo más especial cuando puede encajar para mantener la fidelidad familiar.

 

«El amor son encuentros de biografías»

Tenemos memorias familiares detrás de nosotros que determinan nuestra forma y manera de amar. Algunas  vienen de nuestra niñez, pero también tenemos cadenas que vienen del pasado. Hay que buscar atrás, esa forma de amor conflictivo, saber cuál es la historia que está dirigiendo nuestra elección que viene del pasado. Tal vez los padres vivieron una buena relación de pareja, pero tal vez los abuelos no.

 

«Nuestras maneras de amar son metáforas»

A veces son metáforas de campos sociales. Estos campos sociales nos llevan a familias que tal vez estuvieron en guerras, familias donde han habido conflictos, duelos abiertos, violencia social, violencias familiares, maltrato, desvalorización. Los códigos de las memorias familiares se forman a través de los traumas de los antepasados. En las separaciones se activan las memorias familiares, estableciendo lealtades familiares. Así aparecen patrones y códigos cómo: “no me puedo separar a pesar del maltrato”.  A veces aunque la persona esté viviendo esto en su pareja, no es capaz de separarse.
Puede aparecer la culpa de sentir que sí se separa traiciona al sistema familiar. Otro ejemplo de patrón sería «solo estamos unidos por los hijos». Esto genera unas culpas a los hijos, porque los hijos creen que son la causa del sufrimiento de sus padres. Los hijos creen que son responsables que los padres no se puedan separar y por tanto son responsables de este sufrimiento.

 

-Lealtades familiares en el trabajo

Pueda resultar fácil verlo cuando se trata de trabajos repetidos dentro de la familia, pero en muchas ocasiones aparece de una manera más sutil y con la finalidad de reparar alguna situación del clan.

También resulta muy habitual que detrás de un trabajo repetido entre los miembros de la familia, haya un proyecto sentido. Padres que desean que sus hijos sean por ejemplo abogados, médicos, o cualquier otra profesión, para tener uno en casa, y así seguir la
tradición.
A veces un miembro del clan que tiene una determinada profesión muere de una forma traumática, entonces el clan familiar lo proyectan en su hijo. El hijo elegirá esta profesión, creyendo que lo hizo libremente.
Pasa lo mismo en muchas otras profesiones y la sensación de haberla elegido sin condicionantes es habitual, porque no sabemos ver la relación de la profesión con las fidelidades, o lealtades familiares.

 

-Lealtades familiares en la repetición de eventos

En muchas ocasiones se produce lo que llamamos el síndrome del aniversario, y este nos permite encontrar esas lealtades familiares. Que una persona tenga un accidente el mismo día, aunque en años distintos, que un ancestro tuvo un accidente mortal no es casual. A estas alturas ya sabemos que la casualidad no existe.
De ahí la importancia de conocer las fechas de sucesos importantes que se han producido en la familia, además de conocer las edades que tenían nuestros ancestros cuando los vivieron.

 

-Lealtades familiares a las emociones

Tendemos a pensar que las emociones que sentimos solo están en función de lo que uno vive o siente, pero en este caso la fidelidad familiar también transmite emociones. De la misma manera que también se trasmiten los rasgos físicos, también los rasgos emocionales se trasmiten de generación en generación.
Emociones como la rabia, el miedo, la tristeza, o la angustia, incluso la depresión pueden tener un origen en otra generación, y solo se requiere de una chispa para que se disparen. Es muy habitual encontrar memorias de guerras, de hambrunas, muertes violentas o agresiones que en los descendientes quedan grabados a través del inconsciente colectivo familiar o campo morfogenético y aunque no se cuentan, son transmitidas y heredadas para que se disparen en caso de necesidad. Su función es protegernos de algo malo que vivió aquel ancestro del clan.
Hay que tener en cuenta que todo lo que queda pendiente de resolver por alguien del clan va a pasar a las siguientes generaciones para que lo resuelvan, y las emociones son fruto de aquello que quedó pendiente de ser resuelto.

 

-Tipos de Lealtades Familiares

Las formas de lealtades o repetición del árbol genealógico son:

•Repetición pura:
Se repite lo mismo que pasó. En la repetición pura, se repiten o reviven de manera casi igual los sucesos: «Mi abuela era sometida y maltratada por mi abuelo y todas las parejas que tengo se aprovechan de mí y me maltratan». «Mi madre perdió a mi padre por un acontecimiento traumático y decidió nunca tener más parejas, entonces yo soy incapaz de mantener una pareja en el tiempo”

•Repetición por interpretación:
Se repite lo que se interpreta qué ocurrió. La «repetición por interpretación», donde la persona repite lo que interpreta que ha pasado: Interpreto que debido a un hecho que ha sucedido, un antepasado ha  sufrido mucho y yo sufro igual. Por ejemplo el caso de una chica que su abuela fue madre soltera, ella llevaba ese sufrimiento también y atraía hombres que la abandonaban, pero con el tiempo descubrió que a la abuela le gustaban las mujeres y que solo había utilizado al hombre para ser madre, y que nunca fue abandonada, sino que fue ella la que abandonó.

•Repetición por oposición:
Se repite lo contrario de lo que pasó. La «repetición por oposición», en la que se repite lo contrario de lo que pasó: «Mi bisabuelo era muy religioso y reprimido, y yo hago mucha vida nocturna y me encantan los vicios” “Mi padre o mi madre sufrieron mucho en la relación de pareja y entonces yo no me permito tener pareja nunca”

•Repetición por compensación:
La conciencia de culpa derivada de un acto determinado ha persistido a través de generaciones familiares y ha conservado toda su eficacia en generaciones posteriores que nada podían saber de dicho hecho. De esta manera a través de la culpa compensan una injusticia cometida en anteriores generaciones. Se repite compensando lo que pasó y se paga el precio. Las compensaciones pueden ser dolorosas porque llevan a un estado
de escasez, desamor y enfermedad. Por ejemplo: un abuelo, por su negligencia en su trabajo, mueren muchas personas, sus nietos enferman todos, en un intento inconsciente de compensar la injusticia ocurrida en el pasado.

• Repetición por identificación:
Se repite el síntoma o emoción que otra persona padecía en la historia familiar. La persona se identifica con la familia o expresa su lealtad invisible a través de un síntoma o una enfermedad. Ejemplo:”Mi abuelo era alcohólico, mi padre tiene unas úlceras y yo desarrollo una hepatitis.» Otro:”Mi madre tenía depresión y pocas ganas de vivir, yo siempre estoy cansada y no sé porqué”

 

-¿Cómo se cambian los patrones de las  lealtades familiares?

Los sistemas familiares tienden a subsanar, y para el sistema tú eres esa persona.

En cada Constelación salen a la luz aquellas lealtades, que nos encuentra con la memoria transgeneracional y que aún es necesario ordenar. Ellas muestran movimientos que posibilitan la solución de aquello que no se ha dicho, de lo que se ha padecido, lo que se ha perdido o se ha truncado.

Próximo taller

Constelaciones Familiares

Ver

Sol Albert

Facilitadora Constelaciones Familiares

Constelaciones Familiares con Bert Hellinger y Silvia Kabelka

Formaciónes en: Mediación Familiar

Psicoterapia Humanista

Gestalt

PNL

Más artículos de Sadhana

Movimiento orgánico consciente MOC

Es una propuesta meditativa cuyo soporte es el contacto con el cuerpo mediante órdenes sensorio...

Aprender a parar

Nos gustaría poder llevar una vida más calmada y significativa pero, en medio de tanto ajetreo, no...

Es tu vida, es tu viaje.

¿Cómo vivir una vida significativa? En torno a esta pregunta fuimos adhiriendo, material, técnicas...

¡Anímate a vivir!

Animarse a meditar es, como dirían algunos, animarse a vivir. O, dicho de otra forma, aprender a...

Despedida 38ª prom. Profesores de Yoga Sadhana

Despedimos el curso y damos la bienvenida a una nueva promoción de profesores de yoga formados en...

Presentación libro – La Proporción Armoniosa

LA ARQUITECTURA SAGRADA O CÓMO CONSTRUIR EL CIELO EN LA TIERRA. DE LA PREHISTORIA AL RENACIMIENTO...

Sadhana Valencia

c/ Alginet #5

963600964  //  677419511

sadhanavalencia@gmail.com

Share This